Inicio > FORMACION > LA LEY DE LA LIBERTAD

LA LEY DE LA LIBERTAD

noviembre 10, 2012

Gál 4:12  Os ruego, hermanos, que os hagáis como yo, porque yo también me hice como vosotros. Ningún agravio me habéis hecho.

El apóstol enfoca la idea de que la iglesia llegue a ser como él ¿cómo era Pablo? Bueno se denota que cuando él está hablando de criterios de libertad que el poseía   1Co 9:19  Por lo cual, siendo libre de todos, me he hecho siervo de todos para ganar a mayor número. El Apóstol era una persona tan libre que el voluntariamente podía acceder a actuar como judío aunque el lo hacia sólo por ganar mas adeptos al evangelio ya que el lograba entender que lo que Cristo viene a hacer a la cruz que el calvario es literalmente a darnos  libertad para que aprendamos a tomar las decisiones más correctas en este sentido no los puede atar las normas, leyes o ideas de hombres porque una de las tendencias naturales más problemáticas para la iglesia, es la falta de libertad, pues por su naturaleza el ser humano es dominado por sus deseos  Jua 8:34  Jesús les respondió: De cierto, de cierto os digo, que todo aquel que hace pecado, esclavo es del pecado.El apóstol Pablo logro comprender que una de las mayores riquezas que el evangelio le da a los hombres es el ser libre para poder tomar decisiones pues de hecho somos liberados de la esclavitud del pecado,  pero esto no nos hace santos más bien nos da, el evangelio la libertad de poder tomar decisiones para santificarnos, bajo nuestra propia responsabilidad. Gál 5:1   Estad, pues, firmes en la libertad con que Cristo nos hizo libres, y no estéis otra vez sujetos al yugo de esclavitud. Gál 5:13  Porque vosotros, hermanos, a libertad fuisteis llamados; solamente que no uséis la libertad como ocasión para la carne, sino servíos por amor los unos a los otros.

Ahora esta libertad debe de ser usada con mucha responsabilidad pues esta es ésta es la voluntad de Dios en nosotros “el saber hacer el bien pero en una verdadera libertad”, 1Co 6:12  Todas las cosas me son lícitas, mas no todas convienen; todas las cosas me son lícitas, mas yo no me dejaré dominar de ninguna. Dios no quiere maquinas  asiendo el bien, El lo que quiere es que voluntariamente hagamos lo correcto, únicamente por amor a EL, dentro de la libertad que él nos ha dado cuando recibimos el amor de Cristo,  lo que se nos es dado es la carta de libertad para tomar la decisión si queremos estar con EL o no. 1Pe 2:15  Porque esta es la voluntad de Dios: que haciendo bien, hagáis callar la ignorancia de los hombres insensatos; 1Pe 2:16  como libres, pero no como los que tienen la libertad como pretexto para hacer lo malo, sino como siervos de Dios. Todo aquel que es verdaderamente libre puede tomar decisiones que agradan a Dios y perfeccionar la  vida en santidad  2Co 7:1  Así que, amados, puesto que tenemos tales promesas, limpiémonos de toda contaminación de carne y de espíritu, perfeccionando la santidad en el temor de Dios. Sólo que debemos tener un gran cuidado de cómo usamos esta libertad  ya que se nos dan advertencias muy claras para el que  usa esta  libertad equivocadamente Rom 6:12  No reine, pues, el pecado en vuestro cuerpo mortal, de modo que lo obedezcáis en sus concupiscencias; 

Rom 6:13  ni tampoco presentéis vuestros miembros al pecado como instrumentos de iniquidad, sino presentaos vosotros mismos a Dios como vivos de entre los muertos, y vuestros miembros a Dios como instrumentos de justicia. Rom 6:14  Porque el pecado no se enseñoreará de vosotros; pues no estáis bajo la ley, sino bajo la gracia. …

Rom 6:15  ¿Qué, pues? ¿Pecaremos, porque no estamos bajo la ley, sino bajo la gracia? En ninguna manera. Rom 6:16  ¿No sabéis que si os sometéis a alguien como esclavos para obedecerle, sois esclavos de aquel a quien obedecéis, sea del pecado para muerte, o sea de la obediencia para justicia?

 La santidad es el resultado de la verdadera libertad que tenemos pues soy no estamos muertos en nuestras delitos y pecados si no que tenemos vida para poder tomar decisiones así como lo hizo lo Adán  en su momento. Esta libertad puede producir una perfecta santidad dependiendo de la responsabilidad de cada uno Stg 1:22  Pero sed hacedores de la palabra, y no tan solamente oidores, engañándoos a vosotros mismos. Stg 1:23  Porque si alguno es oidor de la palabra pero no hacedor de ella, éste es semejante al hombre que considera en un espejo su rostro natural. Stg 1:24  Porque él se considera a sí mismo, y se va, y luego olvida cómo era. Stg 1:25  Mas el que mira atentamente en la perfecta ley, la de la libertad, y persevera en ella, no siendo oidor olvidadizo, sino hacedor de la obra, éste será bienaventurado en lo que hace.

Entonces el criterio de la santidad es una responsabilidad total mente personal ya que muchas veces no hacemos lo que queremos sino lo que no queremos y esto denota mides son que dentro de nosotros mismos hay dos leyes queriendo dominar nuestra vida Rom 7:18  Y yo sé que en mí, esto es, en mi carne, no mora el bien; porque el querer el bien está en mí, pero no el hacerlo. Rom 7:19  Porque no hago el bien que quiero, sino el mal que no quiero, eso hago. Rom 7:20  Y si hago lo que no quiero, ya no lo hago yo, sino el pecado que mora en mí. Rom 7:21  Así que, queriendo yo hacer el bien, hallo esta ley: que el mal está en mí. Rom 7:22  Porque según el hombre interior, me deleito en la ley de Dios; Rom 7:23  pero veo otra ley en mis miembros, que se rebela contra la ley de mi mente, y que me lleva cautivo a la ley del pecado que está en mis miembros. Esto manifiesta la lucha interna que todo creyente enfrenta en su caminar, se mencionan dos leyes LA LEY DEL PECADO ( escrita en el alma)Y LA LEY DE LA LIBERTAD (escrita en nuestra mente )

Esto se manifiesta en gran manera en las leyes que representan las dos mujeres que tuvieron hijos de Abrahán  Gál 4:22  Porque está escrito que Abraham tuvo dos hijos; uno de la esclava, el otro de la libre. Gál 4:23  Pero el de la esclava nació según la carne; mas el de la libre, por la promesa. Gál 4:24  Lo cual es una alegoría, pues estas mujeres son los dos pactos; el uno proviene del monte Sinaí, el cual da hijos para esclavitud; éste es Agar. Gál 4:25  Porque Agar es el monte Sinaí en Arabia, y corresponde a la Jerusalén actual, pues ésta, junto con sus hijos, está en esclavitud. Gál 4:26  Mas la Jerusalén de arriba, la cual es madre de todos nosotros, es libre. Jamás debemos de ser esclavos  del pecado ni de las personas pues hoy tenemos la libertad de tomar nuestras propias decisiones con responsabilidad.

Si realmente somos hijos  de  libertad, debemos estar conscientes de que seremos juzgados por esta misma ley  Stg 2:12  Así hablad, y así haced, como los que habéis de ser juzgados por la ley de la libertad. Stg 2:13  Porque juicio sin misericordia se hará con aquel que no hiciere misericordia; y la misericordia triunfa sobre el juicio. Lo que Dios esperar de nosotros y por lo cual nos hace personas libres es que aprendamos con toda  libertad  a tomar las mejores decisiones y que vivamos en libertad con responsabilidad espiritual, simplemente la ley de libertad manifiesta la responsabilidad por la cual tendremos que dar cuenta un día. Luc 6:37  No juzguéis, y no seréis juzgados; no condenéis, y no seréis condenados; erdonad, y seréis perdonados. Luc 6:38  Dad, y se os dará; medida buena, apretada, remecida y rebosando darán en vuestro regazo; porque con la misma medida con que medís, os volverán a medir.

 

About these ads
Categorías:FORMACION Etiquetas: , , , , ,
Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

A %d blogueros les gusta esto: