Inicio > DE EXORTACION > LA NECESIDAD DE LIMPIAR NUESTRA CASA

LA NECESIDAD DE LIMPIAR NUESTRA CASA

noviembre 10, 2012

Luc 11:21-23  Cuando el hombre fuerte armado guarda su palacio, en paz está lo que posee. Pero cuando viene otro más fuerte que él y le vence, le quita todas sus armas en que confiaba, y reparte el botín.   El que no es conmigo, contra mí es; y el que conmigo no recoge, desparrama

 Una verdadera liberación debería transformar no solo nuestra apariencia, sino nuestras aptitudes y pensamientos, pues la maldad se engendra en los pensamientos y cuando los pensamientos son dominados por la oscuridad, realmente ya no hay nada que hacer, en tal caso, lo bíblico es tratar desde  el principio estos pensamientos pecaminosos de una forma radical para que no ganen terreno en nuestra mente , pues una vez cimentados, y acoplados en nuestra mente  no hay nada que podamos hacer contra  el pecado , una vez haya entrado  atraves de los pensamientos. Ningún hombre tiene oportunidad alguna de resistir la tentación una vez ya se haya engendrado en el pensamiento, pues la realidad es que la oscuridad es tan densa y poderosa sobre la vida de los hombres que literalmente no se puede pelear contra ella, una vez se haya pensado y ese pensamiento malvado llegue a ser atractivo para el corazón humano, difícilmente se podrá escapar de esa situación una vez se presente la oportunidad de pecar, pues la verdad es que ya se engendro en la mente antes de cometerlo…Mat 5:28  Pero yo os digo que cualquiera que mira a una mujer para codiciarla, ya adulteró con ella en su corazón.  esta es la verdadera condición de la vida humana, el adulterio es una aptitud de un pensamiento  anticipado , no de un momento de debilidad; y el Señor conocía que la naturaleza humana es  fácilmente dominada por la oscuridad   de los deseos, si no se controlan a tiempo, la enseñanza bíblica no es tratar de luchar, en el momento de la practica o de la tentación, sino a deshacer los a pensamientos antes de que lleguen a controlar las emociones humanas, como debemos tratar los pensamientos de oscuridad, bueno,  solo hay una forma y Cristo nos dice: Mat 5:29-30  Por tanto, si tu ojo derecho te es ocasión de caer, sácalo, y échalo de ti; pues mejor te es que se pierda uno de tus miembros, y no que todo tu cuerpo sea echado al infierno.  Y si tu mano derecha te es ocasión de caer, córtala, y échala de ti; pues mejor te es que se pierda uno de tus miembros, y no que todo tu cuerpo sea echado al infierno.  Se puede denotar que José cuando fue tentado, tubo la fuerza para poder escapar del lazo de la seducción, pero la realidad es que el en ningún momento llevaba la idea en su pensamiento de alguna vez acostarse con la mujer de su jefe en pocas palabras sus pensamientos no iban en oscuridad y eso le dio la fuerza de poder escapar del lazo de la mujer de Potifar Gén 39:12  Y ella lo asió por su ropa, diciendo: Duerme conmigo. Entonces él dejó su ropa en las manos de ella, y huyó y salió. Lo que nos hace caer en el lazo del pecado es que ya andamos con el deseo en nuestro pensamiento.

La condición hipócrita religiosa. Nos hace sentir que no hay oscuridad;  talvez por el vestido largo que nos ponemos, o por las distinciones de ser evangélicos, o por un simple titulo o diploma de teología,   pero la realidad es que la casa probablemente está  limpia superficialmente;  la casa puede estar  barrida de los pecados superficiales y corrientes del sistema humano o probablemente por una confesión forzada por diferentes circunstancias, la casa puede estar barrida, pero no lavada; el corazón no está santificado. El barrido saca solamente el polvo suelto,  mientras el pecado que acosa al pecador está en el interior de los pensamientos atrincherados en fortalezas de oscuridad en nuestra mente. Luc 11:21-23  Cuando el hombre fuerte armado guarda su palacio, en paz está lo que posee. Pero cuando viene otro más fuerte que él y le vence, le quita todas sus armas en que confiaba, y reparte el botín.   El que no es conmigo, contra mí es; y el que conmigo no recoge, desparrama, el hombre fuerte son las potestades que gobiernan en la oscuridad, el más fuerte es Cristo, que despoja a las potestades de la vida del hombre , teniendo en cuenta que Cristo es la misma palabra de Dios, este es el primer paso a la verdadera liberación, pero es responsabilidad personal el limpiar y llenar el corazón , su mente o su casa de la verdadera vida del cristianismo que es atraves de la obediencia. La vida de una persona puede en un momento haber sido limpia por Cristo mismo, pero es responsabilidad de cada uno el no permitir a estos pensamientos abrir puertas espirituales en nuestra mente para que vuelva a entrar lo que hacíamos antes en maldad y esta vez acompañado de muchas otras cosas más terribles Luc 11:24  Cuando el espíritu inmundo sale del hombre, anda por lugares secos, buscando reposo; y no hallándolo, dice: Volveré a mi casa de donde salí. Luc 11:25  Y cuando llega, la halla barrida y adornada. Luc 11:26  Entonces va, y toma otros siete espíritus peores que él; y entrados, moran allí; y el postrer estado de aquel hombre viene a ser peor que el primero. Definitivamente el postrer estado viene a ser peor que el primero, pues el criterio religioso puede llegar a engañar a cualquier persona  y este era el problema mayor del fariseísmo religioso, pues a los prosélitos (convertidos al judaísmo) les enseñaban a obedecer la parte superficial de la vida de la ley, pero no trataban el grave problema interno de pensamiento que el ser humano tiene Mat 23:15!!Ay de vosotros, escribas y fariseos, hipócritas! porque recorréis mar y tierra para hacer un prosélito, y una vez hecho, le hacéis dos veces más hijo del infierno que vosotros. Los criterios religiosos pueden

En algún momento  llegar a hacer pensar a una  persona que  la casa  puede estar   falsamente segura pero la realidad es que la vida religiosa sin fundamentos, sin principios no pude tener control de sus aptitudes sino se tiene la vida del evangelio que es obedecer lo que oímos , la gente se confunde buscando y celando doctrinas y cosas que son sin fundamento  ante la verdadera realidad y la verdadera necesidad  de todo hombre de Dios, no es  elogiar criterios superficiales sino mas bien el  obedecer la palabra que oímos. Luc 11:27 -28  Mientras él decía estas cosas, una mujer de entre la multitud levantó la voz y le dijo: Bienaventurado el vientre que te trajo, y los senos que mamaste. Y él dijo: Antes bienaventurados los que oyen la palabra de Dios, y la guardan. La idea de Dios no es hacernos cautivos de normas y ritos religiosos, el propósito es que lleguemos a obtener la verdadera libertad en nuestros pensamientos y que luchemos desde el inicio contra nuestros pensamientos del lado oscuro de nuestra vida.

 

About these ads
Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

A %d blogueros les gusta esto: