Inicio > DE EXORTACION > LA DEMORA DE LA PROMESA

LA DEMORA DE LA PROMESA

noviembre 10, 2012

Este es un relato que denota una gran enseñanza para los que nos disponemos a caminar en esta vida hacia la tierra de la promesa, pues las escrituras señalan una y otra vez la necesidad de afirmar nuestra marcha y no cometer los errores que Israel cometió en el desierto que para nosotros el  desierto donde Israel camino, representa nuestra caminata por esta vida, y de hecho debemos aprender de los errores que frenaron la avance hacia la promesa…Rom. 15:4  Porque las cosas que se escribieron antes, para nuestra enseñanza se escribieron… y también se nos incita a no cometer los desvaríos de este pueblo en su marcha  1Co 10:6  Mas estas cosas sucedieron como ejemplos para nosotros, para que no codiciemos cosas malas, como ellos codiciaron.1Co 10:11  Y estas cosas les acontecieron como ejemplo, y están escritas para amonestarnos a nosotros, a quienes han alcanzado los fines de los siglos.

Durante este tiempo  en el desierto Dios les habría de probar el corazón una y otra vez a su pueblo a forma de prepararlos para saber heredar la tierra prometida y de hecho es una extrema irresponsabilidad de parte de predicadores que hablan en el nombre de Dios y manifiestan solo la parte de la bendición y prosperidad y dejan de lado la preparación para heredar la bendición, pues cuando hablamos de preparación, generalmente hablamos de etapas de sufrimiento donde Dios mide la sinceridad de nuestras palabras, atravez de nuestras reacciones a las circunstancias que se nos presentan en el desierto de nuestra vida, hasta llegar a la tierra de la promesa.

Desde que salieron de Egipto Israel se tardo, tres meses en llegar al monte Sinaí, y ahí estuvieron cerca de once meses más, de hecho que al leer detenidamente nos damos cuenta que Israel comenzó a frenar su marcha desde el principio, siempre por causa de sus reacciones y por causa de sus desvaríos. Pero después de estar once meses en el Sinaí, por fin la orden de salir a heredar la tierra de la promesa se dio y la nube se levanto en señal de marcha   Núm 10:11-12  En el año segundo, en el mes segundo, a los veinte días del mes, la nube se alzó del tabernáculo del testimonio. Y partieron los hijos de Israel del desierto de Sinaí según el orden de marcha; y se detuvo la nube en el desierto de Parán.

Eran aproximadamente unos 240 kilómetros que tenían que recorrer desde el monte de Sinaí hasta  Cades-barnea, que era la frontera para la conquista, este  viaje tenia que hacerse en  11 jornadas o sea 11 días

Deu 1:2  Once jornadas hay desde Horeb, camino del monte de Seir, hasta Cades-barnea. Sin embargo esta travesía  iba a experimentar atrasos por diferentes causas principalmente por la falta del pueblo de  saber reaccionar ante las circunstancias difíciles. De una marcha que les iba a durar 11 días, se eles transforma  en  40 días. Teniendo que hacer estaciones obligatorias  en Kibrot  y luego otra pausa en Hazerot  Núm 11:35  De Kibrot-hataava partió el pueblo a Hazerot, y se quedó en Hazerot.  La marcha de once días se cambio a una marcha de cuarenta días y luego este caminar de 40 dias seria cambiado a un viaje de cuarenta años, el mismo pueblo frenó la promesa de Dios para ellos simplemente porque nunca supieron cómo reaccionar ante las circunstancias. En Cades-barnea su caminar fue cambiado en viajar. No avanzaban nada,  y fueron entregados al desvario de un corazón que da vueltas en el mismo lugar por años, pues  por sus capricho nunca sabe hacia donde vá. Y al final de su jornada volvieron al mismo lugar donde habían fracasado, volvieron al mismo sitio Núm 20:1    Llegaron los hijos de Israel, toda la congregación, al desierto de Zin, en el mes primero, y acampó el pueblo en Cades…Y es que el no definir nuestro caminar,  significa dar vueltas una y otra vez en el mismo lugar  Heb 3:8-11  No endurezcáis vuestros corazones,  Como en la provocación, en el día de la tentación en el desierto, Donde me tentaron vuestros padres; me probaron, Y vieron mis obras cuarenta años. A causa de lo cual me disgusté contra esa generación, Y dije: Siempre andan vagando en su corazón, Y no han conocido mis caminos por tanto, juré en mi ira:  No entrarán en mi reposo.(promesa). Y es que el no saber hacia dónde vamos descarría nuestra vida y buscamos en las iglesias aspectos caprichosos  y equivocados (salud, bienestar, prosperidad, novia, etc.) y esto solo significa que no tenemos visión de lo eterno Pro 29:18  Sin profecía el pueblo se desenfrena… y esto fue el problema de un pueblo que a solo once días para heredar le fue cambiado por 40 largos años, su caminata fue convertida en un largo y penoso viaje simplemente porque nunca supieron cómo reaccionar ante las circunstancias.

 

Es interesante hacer un análisis de las diferentes rebeliones ocurridas en el trayecto del desierto, puesto que estas tuvieron causas y efectos muy similares a las que se producen aún dentro del pueblo de Dios en la actualidad. Las rebeliones de Tabera y Kibrot-hataava: Cap. 11.- Estas tuvieron un origen común: la insatisfacción del pueblo, cuando hay insatisfacción en el corazón traerá atraso al cumplimiento de la promesa y de nuestro viaje espiritual.

Categorías:DE EXORTACION Etiquetas: , , , ,
A %d blogueros les gusta esto: