Inicio > MINISTERIAL > LAS RESPONSABIBLIDADES ESPIRITUALES Y DOCTRINALES

LAS RESPONSABIBLIDADES ESPIRITUALES Y DOCTRINALES

noviembre 10, 2012

Tit 1:9  retenedor de la palabra fiel tal como ha sido enseñada, para que también pueda exhortar con sana enseñanza y convencer a los que contradicen.

 Estas responsabilidades están vinculadas estrictamente a los principios y a la capacidad espiritual de un hombre para poder llevar en sus hombros la firmeza y la estabilidad de de la verdad, la verdad de Dios se debe desarrollar en los hombres de Dios atraves de dos  cualidades fundamentales que determinan su capacidad, para saber enfrentar tal responsabilidad de apacentar al rebaño de Dios de una manera correcta.

  1. 1.            Retenedor de la palabra fiel tal como ha sido enseñada (v.9). Esto lo que denota es que debe tener la capacidad para no ser movido en cuanto a su forma de creer o pensar por las artimañas del error de los falsos maestros y profetas que deambulan por esta vida Efe 4:14  para que ya no seamos niños fluctuantes, llevados por doquiera de todo viento de doctrina, por estratagema de hombres que para engañar emplean con astucia las artimañas del error,  o sea simplemente no es uno que va de iglesia en iglesia o sea es alguien cimentado en principios concretos y claros que no dan lugar a la duda, de hecho que la palabra retener significa “estar adherido o pegado a un lugar especifico” y si tenemos en cuenta que por ahí andan muchas personas que tienen años de ser cristianos, pero que hasta este momento no logran encontrara su lugar en alguna iglesia local, estas personas son corazones ambulantes, con diferente ideas traídas y encontradas por no tener estabilidad en un solo lugar. Un ministro de Dios debe de ser un hombre cimentado en un solo lugar y no un creyente que es una mescla de ideas. De hecho que un anciano debe tener la capacidad para saber qué es lo que está enseñando desde el púlpito y debe estar bien cimentado y enraizado en las palabras que dice  y también la enseñanza de un anciano debe de ir conforme a las escrituras 1Pe 4:11  Si alguno habla, hable conforme a las palabras de Dios; si alguno ministra, ministre conforme al poder que Dios da, para que en todo sea Dios glorificado por Jesucristo, a quien pertenecen la gloria y el imperio por los siglos de los siglos. Amén.
  1. 2.    Que pueda exhortar con sana enseñanza (v.9). Esto está relacionad a la idea de Incitar al cambio de aptitud de otra persona atraves de  palabras, razones o inclusive  ruegos, de parte de alguien que tiene autoridad material o moral, atraves de su conducta para exhortar,  o sea el querer corregir a una persona cuando no tenemos buen testimonio en nuestra vida, es tan ridículo como un general, que quiera animar a sus soldados a pelear con valor en la  batalla, pero él se queda tranquilo, descansando y disfrutando  en su casa, el carácter moral del general, que motivara a los soldados a pelear con valor es el verle junto a ellos en el frente de batalla. Así el deber de todo buen predicador es mostrarse como ejemplo ante los que incita a cambiar. De hecho que  “Sana enseñanza” o “Sana doctrina” no debe ser un eslogan en el rotulo de una iglesia, sino una responsabilidad ineludible de aquellos que enseñan la Palabra de Dios, para que la palabra que se predica sea  saludable y Sana para los oyentes.

La palabra que cambia debe de ser predicada por hombres y mujeres que den testimonio de lo que Dios realmente ha hecho, UN VERDADERO ESTUDIO, NO ES EL QUE VISLUMBRA EL CONOCIMIENTO DE UN HOMBRE, SINO MAS BIEN ES AQUEL QUE MANIFIESTA EL CAMBIO EN EL PREDICADOR Y ESTO INCITA A CAMBIAR A LOS OYENTES.

 

Todo esto está relacionado a lo que se dice en1Pe 5:2  Apacentad la grey de Dios que está entre vosotros, cuidando de ella, no por fuerza, sino voluntariamente; no por ganancia deshonesta, sino con ánimo pronto; 1Pe 5:3  no como teniendo señorío sobre los que están a vuestro cuidado, sino siendo ejemplos de la grey.

Apacentar  significa, dirigir y alimentar o sea  se dirige al pueblo de Dios, con el ejemplo y se alimenta con la palabra. Perocuando en un ministro faltan estas dos cualidades que se mencionan en la carta a Tito, es entonces cuando se hacen las cosas de una manera totalmente contraria a lo que el apóstol Pedro dice.

  1. Se pastorea a la fuerza por diferentes circunstancias.
  2.  Se pastorea por ganancias (haciendo de la iglesia un mercado espiritual)
  3.  Se enseñorean los ministros y se hacen dueños de los miembros y tratan que a la fuerza ellos piensen y hagan  como ellos piensan.

Sin embargo el llamado a los ministros es a:

  1. A dirigir y alimentar a los que están entre nosotros (no debemos meternos en otros rediles)
  2.  A dirigir y alimentar de una forma voluntaria.
  3.  A dirigir y alimentar con ánimo pronto, esto es a tener  una disposición sincera de lo profundo del corazón.
  4.  A dirigir y alimentar siendo ejemplos para la iglesia.
Categorías:MINISTERIAL Etiquetas: , ,
A %d blogueros les gusta esto: