Inicio > DE MADUREZ > UNIDOS EN LA ADMINISTRACION, MAYORDOMIA Y GENEROSIDAD

UNIDOS EN LA ADMINISTRACION, MAYORDOMIA Y GENEROSIDAD

noviembre 10, 2012

 Una de las cosas más sobresaliente que podríamos ver en la vida de los primeros cristianos era la liberalidad que ellos poseían para dar y de hecho que este principio va mas allá de las palabras bonitas de un buen predicador, o de la elocuencia  que alguien pudiese tener.Pues la generosidad se mide atraves de los hechos y no de las palabras.ellos eran verdaderamente generosos cuando se trataba de dar a los demás hermanos pues uno de los muchos principios bíblicos establece,  que  para tener abundancia uno debe aprender a dar y a compartir de lo que Dios nosha dados si yo deseo mayor gracia, debo tener yo también gracia para saber dar y compartir y principalmente invertir en cuanto al reino de Dios. Cuando María derramó su perfume a los pies de Jesús, éste reprendió a los que la criticaban; a sus ojos, el amor que ella había mostrado merecía ser recordado dondequiera que se predicara el evangelio (Mt. 14.9).Pues la biblia habla del resultado de las personas generosas Proverbios 11.25 dice: “El hombre generoso será prosperado”. La generosidad y hospitalidad, debe de ser de las cualidades más importantes que la iglesia debe saber manejar en su vida.  Cuando hay mezquindad y tacañería en la iglesia, la zozobra económica será algo común entre el pueblo de Dios, pues los cristianos más generosos son aquellos que tienen una mayor revelación de Cristo, pues el dar es parte de la misma revelación que Dios le da a los que El mismo quiere prosperar y lo más curiosos de todo es que los más desconfiados en las iglesias, son los que menos aportan y a la vez son  los que más  critican la administración de los bienes de la iglesia, generalmente estos son los que tienen una revelación del reino de Dios, bastante pobre y pobremente es como saben ellos dar. Este principio lo vemos claramente en la parábola de los talentos pues a cada uno le es dado de acuerdo a su capacidad, Mat 25:14  Porque el reino de los cielos es como un hombre que yéndose lejos, llamó a sus siervos y les entregó sus bienes. Mat 25:15  A uno dio cinco talentos, y a otro dos, y a otro uno, a cada uno conforme a su capacidad; y luego se fue lejos. Pero aquí la capacidad tiene que ver con la  revelación, y al que mas visión o revelación  tiene,  es seguro que más se le dará en compromiso y administración pero al que menos revelación o capacidad tiene, así también es la responsabilidad de administrar que el Señor le da en esta tierraMat 25:16  Y el que había recibido cinco talentos fue y negoció con ellos, y ganó otros cinco talentos. Mat 25:17  Asimismo el que había recibido dos, ganó también otros dos.Mat 25:18  Pero el que había recibido uno fue y cavó en la tierra, y escondió el dinero de su señor. Uno de los principios más claros en esta parábola es que a  los que más se les ha entregado  son los que más capacidad tienen para administrar y trabajar, sin embargo al que solo se le había entregado un talento, quiso ignorar voluntariamente  la realidad de su compromiso,  escondiendo el talento e ignorando lo que era su responsabilidad.

Lacapacidad de administrar los bienes recibidos por Dios, en esta tierra es un compromiso y al mismo tiempo una responsabilidad inquebrantable para cada persona en particular, teniendo en cuenta que de lo que  hagamos con lo que se nos ha sido entregado, sea poco o mucho, tendremos que entregar cuentas un día porque la demanda del resultado,  prácticamente es la misma para todos, aunque no así la recompensaMat 25:19  Después de mucho tiempo vino el señor de aquellos siervos, y arregló cuentas con ellos. Mat 25:20  Y llegando el que había recibido cinco talentos, trajo otros cinco talentos, diciendo: Señor, cinco talentos me entregaste; aquí tienes, he ganado otros cinco talentos sobre ellos. Mat 25:21  Y su señor le dijo: Bien, buen siervo y fiel; sobre poco has sido fiel, sobre mucho te pondré; entra en el gozo de tu señor. Mat 25:22  Llegando también el que había recibido dos talentos, dijo: Señor, dos talentos me entregaste; aquí tienes, he ganado otros dos talentos sobre ellos. Mat 25:23  Su señor le dijo: Bien, buen siervo y fiel; sobre poco has sido fiel, sobre mucho te pondré; entra en el gozo de tu señor. Mat 25:24  Pero llegando también el que había recibido un talento, dijo: Señor, te conocía que eres hombre duro, que siegas donde no sembraste y recoges donde no esparciste; Mat 25:25  por lo cual tuve miedo, y fui y escondí tu talento en la tierra; aquí tienes lo que es tuyo. El problema concreto de este hombre es  que el tiene sus propia revelación personal de lo que su Señor es,  él cree que conoce a su Señor,  y lo tacha inclusive de irresponsable al querer según él aprovecharse de su tiempo y  de su vida etc. Mat 25:26  Respondiendo su señor, le dijo: Siervo malo y negligente, sabías que siego donde no sembré, y que recojo donde no esparcí. Mat 25:27  Por tanto, debías haber dado mi dinero a los banqueros, y al venir yo, hubiera recibido lo que es mío con los intereses.Los banqueros son las ganancias humanas de esta vida atraves de las cuales, podemos dar no todo,  pero si lo que podamos y  que pueda traer algún tipo de ganancias y beneficios directos o   indirectos  para el reino de Dios, la idea fundamental es trabajar con lo que tenemos a la mano y por eso la sentencia es bien clara Mat 25:28  Quitadle, pues, el talento, y dadlo al que tiene diez talentos.  Y también el principio Mat 25:29  Porque al que tiene, le será dado, y tendrá más; y al que no tiene, aun lo que tiene le será quitado, Mat 25:30  Y al siervo inútil echadle en las tinieblas de afuera; allí será el lloro y el crujir de dientes.Si alguien no sabe sembrar y administrar  su tiempo, esfuerzo o dinero   será echado a las tinieblas y a cada  uno le será recompensado de acuerdo a la misma demanda,  visión o capacidad para administrar nuestra vida, nuestra familia y nuestros bienes, pues el propósito de Dios es bien claro en las palabras de Cristo En Juan 15, Jesús dice: “En esto es glorificado mi Padre, en que llevéis mucho fruto, y seáis así mis discípulos”. Fruto es reproducción, fruto es el  resultado de la semilla que fue sembrada en nuestra vida.”Toda rama debe llevar fruto o será cortada”, dice Jesús. Una persona podrá no llevar fruto el primer o segundo o tercer año, pero tarde o temprano tendrá que producir; tiene necesariamente que llegar a decir: “Señor, aquí esta lo que me diste, y aquí lo que hice con ello”.

Categorías:DE MADUREZ Etiquetas: ,
A %d blogueros les gusta esto: