Inicio > FAMILIA > EL RESPETO, UN DEBER HACIA EL HOMBRE

EL RESPETO, UN DEBER HACIA EL HOMBRE

noviembre 6, 2014

EL RESPETO, UN DEBER HACIA EL HOMBREEfe 5:21 Someteos unos a otros en el temor de Dios.

Someterse mutuamente ya lo mencionamos que significa no otra cosa que cubrirse mutuamente y la idea es, para no ser tentado por el enemigo de nuestras almas, o sea que cuando ambos cónyuges cumplan sus responsabilidades dentro del vinculo matrimonial, el matrimonio difícilmente será tentado y mucho menos dañado, pon el peor de los enemigos del matrimonio, que es el adulterio. La responsabilidad que Dios le exige al hombre en el matrimonio es para cubrir y proteger del pecado a su mujer y la responsabilidad que Dios le exige a la mujer es para cubrir y proteger del pecado a su marido. Recuerde siempre que estamos hablando de la relación conyugal y de las maneras en que Dios espera que nosotros no solo le demos valor al matrimonio, sino también es sumamente importante para Dios que como buenos administradores de nuestra existencia temporal, cuidemos lo que para Dios es de mucha importancia, como lo es el matrimonio.

En la mayoría de hogares se le abre las puertas al adulterio, cuando no entendemos que la relación matrimonial es un sistema al cual se le debe de dar mantenimiento y crecimiento, atravez de la responsabilidad conyugal, realmente esta es una de las armas más poderosas que Dios nos ha entregado en nuestras manos para no ser tentado, el matrimonio es un esquema de protección para ambos cónyuges, si saben cumplir cada uno sus propias responsabilidades, en este sentido el circulo matrimonial formado por un hombre y una mujer, es para protegerse mutuamente del pecado.

1. DEBERES CONYUGALES de la mujer.

Efe 5:22 Las casadas estén sujetas a sus propios maridos, como al Señor; Efe 5:23 porque el marido es cabeza de la mujer, así como Cristo es cabeza de la iglesia, la cual es su cuerpo, y él es su Salvador. Efe 5:24 Así que, como la iglesia está sujeta a Cristo, así también las casadas lo estén a sus maridos en todo.

1. SUJECION ES RESPETO EN DIGNIDAD, La sujeción que Dios exige de la mujer hacia el hombre, representa un esquema de respeto más que de esclavitud y esto lo vemos claramente dicho atravez del apóstol Pedro, 1Pe 3:6 como Sara obedecía a Abraham, llamándole señor; de la cual vosotras habéis venido a ser hijas, si hacéis el bien, sin temer ninguna amenaza. Note por favor la última expresión “sin temer ninguna amenaza “esto es fundamental, pues los esclavos en su mayoría, trabajaban por temor a sus amos, esto excluye la idea que a la mujer Dios la sujeta como una esclava al hombre, muy al contrario de esa idea lo que Dios espera de ella es que haga las cosas voluntariamente como toda una mujer llena de virtud, Pro 31:13 Busca lana y lino, Y con voluntad trabaja con sus manos. El esquema perfecto de la sujeción tiene un principio fundamental de protección, más que de esclavitud, pues una mujer sujeta a la voluntad de su marido
Es una mujer simplemente protegida.
Cuando Dios, aparentemente castiga a la mujer, se le dice a ella que debe estar sujeta a su marido por su propio bien, Gén 3:16 A la mujer dijo: Multiplicaré en gran manera los dolores en tus preñeces; con dolor darás a luz los hijos; y tu deseo será para tu marido,y él se enseñoreará de ti. En un mundo caído Dios protege a la mujer del engaño, atravez de la sujeción a su marido, y en el caso de los hijos, la protección de Dios viene atravez de la sujeción a sus padres. Pero realmente es la mujer por aspectos de naturaleza la más propensa a ser engañada que el hombre , 1Ti 2:14 y Adán no fue engañado, sino que la mujer, siendo engañada, incurrió en transgresión.E inclusive Eva reconoció su falta de ser engañada Gén 3:13 Entonces Jehová Dios dijo a la mujer: ¿Qué es lo que has hecho? Y dijo la mujer: La serpiente me engañó, y comí. La iglesia en general cuando no quiere estar sujeta a nada ni a nadie está expuesta al engaños de la serpiente, 2Co 11:3 Pero temo que como la serpiente con su astucia engañó a Eva, vuestros sentidos sean de alguna manera extraviados de la sincera fidelidad a Cristo. Resumiendo el asunto lo que Dios está haciendo atravez de la sujeción, únicamente es protegiéndola del engaño. Eso fue lo que realmente Dios le dijo a la mujer, pues ella pecó, por que hizo las cosas sin el consentimiento de su marido o sea hizo lo le daba la gana.
2. EL CUIDO EXTERNO DE LA MUJER ES PARTE DE LA MISMA SUJECION. Gén 3:16…y tu deseo será para tu marido. Parece hasta mentira que se hable de esto pero la realidad es que la mujer tiene como responsabilidad serle atractiva a su mujer, durante el tiempo necesario ella debe de convertirse en el deseo de sus propio marido De hecho que un punto muy importante es que el esposo encuentre en ella a una mujer linda, arregladita siempre, sabia e inteligente, realmente esto hace deseable a una mujer para su esposo, es importante que ella entienda que hasta su forma de vestir tiene que ser de acuerdo a la necesidad de su marido y no necesariamente como ella quiere,

3. LA IMPORTANCIA DE LAS CARICIAS DE LA ESPOSA. “Sea bendito tu manantial, Y alégrate (deléitate extáticamente) con la mujer de tu juventud, como cierva amada y graciosa gacela. Sus caricias te satisfagan en todo tiempo, y en su amor recréate (llénate) siempre” Proverbios 5:15-19. Dios ha dotado a la mujer de una gracia única, pues una de las armas ma s fuertes son la manera en la cual acaricia y habla, esto tiene un peso exorbitante en cuanto a ala relación.

SI NO TENEMOS EN CUENTA LA PALABRA DE DIOS PARA EL CUIDO DE LO QUE DIOS NOS HA DADO ES SEGURO QUE ENTRARA LA CARNE A DESTRUIR Y A EXTRAVIAR Y DE HECHO QUE VENDRAN LAS CONSECUENCIAS, POR CAUSA DEL DESVARIO DE LAS PASIONES PECAMINOSAS.

Categorías:FAMILIA Etiquetas: ,
A %d blogueros les gusta esto: