Inicio > DE EXORTACION > LA FALTA DE DIGNIDAD

LA FALTA DE DIGNIDAD

noviembre 6, 2014

la falta de dignidadJud 1:6 Y a los ángeles que no guardaron su dignidad, sino que abandonaron su propia morada, los ha guardado bajo oscuridad, en prisiones eternas, para el juicio del gran día;

Este relato podemos fácilmente vincularlo con Gén 2:7 Entonces Jehová Dios formó al hombre del polvo de la tierra, y sopló en su nariz aliento de vida, y fue el hombre un ser viviente. Esto quiere decir la vida y la dignidad fueron depositados dentro del muñequito de barro, cosa que el apóstol Pablo siglos después lo explicaría así para nosotros 2Co 4:6 Porque Dios, que mandó que de las tinieblas resplandeciese la luz, es el que resplandeció en nuestros corazones, para iluminación del conocimiento de la gloria de Dios en la faz de Jesucristo. 2Co 4:7 Pero tenemos este tesoro en vasos de barro, para que la excelencia del poder sea de Dios, y no de nosotros, Y también al relato expuesto en Gén 1:27 Y creó Dios al hombre a su imagen, a imagen de Dios lo creó; varón y hembra los creó.

Estos relatos acentúan claramente que el hombre fue creado con dignidad divina, que lo emparenta abiertamente con Dios como familia, o sea la misma dignidad con la cual el hombre fue creado le daba la facultad de hablar e inclusive hasta pasear con Dios, este es el buen resultado que produce la dignidad. Gén 5:24 Caminó, pues, Enoc con Dios, y desapareció, porque le llevó Dios. La dignidad crea confianza y en términos generales La dignidad es el puente que comunica al hombre con Dios. Si la dignidad es tan importante entonces, Primero consideremos que es la dignidad… Jud 1:6 Y a los ángeles que no guardaron su dignidad, sino que abandonaron su propia morada, los ha guardado bajo oscuridad, en prisiones eternas, para el juicio del gran día; Algo que estamos obligados a considerar antes que todo es que el mensaje bíblico siempre está vinculado a la humanidad y no ha seres angelicales, y aparte de eso realmente es poco lo que sabemos acerca de estos seres angelicales que no pudieron permanecer en la dignidad con la cual fueron creados, y la verdad que a nosotros lo que nos compete es el punto central del asunto que es , “no guardaron su dignidad”, atravez de este relato en donde se pone de manifiesto la profunda necesidad de mantener la dignidad de nuestro llamamiento.
Como parte de la familia de Dios, así como el mal comportamiento o la falta de dignidad de uno de los hijos de una familia hace que toda la familia se vea mal, así cuando un miembro de la familia, actúa mal, realmente toda la familia es dañada por los comentarios de los vecinos y de los demás, es por eso que el llamado es severo en cuanto a guardar la dignidad del llamamiento como parte de la familia de Dios. Esta dignidad espiritual, es parienta cercana de la santidad, Heb 12:14 Seguid la paz con todos, y la santidad, sin la cual nadie verá al Señor.
La primera advertencia que se nos ha hecho está relacionada a la NECESIDAD DE EMPEZAR EN LA GRACIA Y TERMINARA EN LA GRACIA. Jud 1:5 Mas quiero recordaros, ya que una vez lo habéis sabido, que el Señor, habiendo salvado al pueblo sacándolo de Egipto,después destruyó a los que no creyeron.
ESTA SEGUNDA ADVERTENCIA ESTA RELACIONADA MAS QUE TODO AL ACTUAR o sea dando honor a lo que créennos pues este segundo juicio de retribución viene a consecuencia del no saber guardar la dignidad de la posición a la cual hemos sido llamados.
Tenemos, pues que el Génesis nos presenta al hombre como dotado de una dignidad que lo emparenta con Dios y que tiene dos grados de honor,:
1. 1. Es la posición en la cual fue creado Adán como Señor administrativo de todo lo creado en esta tierra.
2. 2. La confianza y comunión que tiene con el Creador.
Es un hecho que todo grado de honor, conlleva responsabilidades, en la mayoría de casos tomamos el honor, pero nos cuesta entender la responsabilidad.
Cuando venimos a ser adoptados como hijos en la familia de Dios, esto también conlleva responsabilidad en cuanto a que el nombre de la familia no sea blasfemado. Israel también recibió esta grado de dignidad en cuanto a sus llamamiento, Pero cabe preguntarse cómo el pueblo de Israel vivió esta dignidad, o también si en algún momento se habrá dado cuenta el pueblo, que de guardar su dignidad dependía su triunfo como nación.
Debemos de considerar sin duda alguna, que la dignidad del pueblo de Dios, se encontró y generalmente se encuentra a menudo degradada y envilecida y Esto despertó una profunda “indignación”, en el corazón de Dios que levanto y levanta a sus profetas para denuncia el envilecimiento de la dignidad de sus pueblo. Amó 9:7 Hijos de Israel, ¿no me sois vosotros como hijos de etíopes, dice Jehová? ¿No hice yo subir a Israel de la tierra de Egipto, y a los filisteos de Caftor, y de Kir a los arameos? Esta denuncia tenía sus fundamento en las falta de dignidad del pueblo en cuanto a al justicia, o sea no realmente Israel no representaba dignamente a sus Dios, Amó 2:6 Así ha dicho Jehová: Por tres pecados de Israel, y por el cuarto, no revocaré su castigo; porque vendieron por dinero al justo, y al pobre por un par de zapatos. Amó 2:7 Pisotean en el polvo de la tierra las cabezas de los desvalidos, y tuercen el camino de los humildes; y el hijo y su padre se llegan a la misma joven, profanando mi santo nombre. Y en cuanto a las mujeres de su pueblo también, Amó 4:1 Oíd esta palabra, vacas de Bazán, que estáis en el monte de Samaria, que oprimís a los pobres y quebrantáis a los menesterosos, que decís a vuestros señores: Traed, y beberemos. Amó 4:2 Jehová el Señor juró por su santidad: He aquí, vienen sobre vosotras días en que os llevarán con ganchos, y a vuestros descendientes con anzuelos de pescador;
La denuncia es profunda y directa Amó 5:12 Porque yo sé de vuestras muchas rebeliones, y de vuestros grandes pecados; sé que afligís al justo, y recibís cohecho, y en los tribunales hacéis perder su causa a los pobres. Amó 5:13 Por tanto, el prudente en tal tiempo calla, porque el tiempo es malo. Amó 5:14 Buscad lo bueno, y no lo malo, para que viváis; porque así Jehová Dios de los ejércitos estará con vosotros, como decís. Amó 5:15 Aborreced el mal, y amad el bien, y estableced la justicia en juicio; quizá Jehová Dios de los ejércitos tendrá piedad del remanente de José. Amó 5:16 Por tanto, así ha dicho Jehová, Dios de los ejércitos: En todas las plazas habrá llanto, y en todas las calles dirán: !!Ay! !!Ay!, y al labrador llamarán a lloro, y a endecha a los que sepan endechar. Amó 5:17 Y en todas las viñas habrá llanto; porque pasaré en medio de ti, dice Jehová. Amó 5:18 !!Ay de los que desean el día de Jehová! ¿Para qué queréis este día de Jehová? Será de tinieblas, y no de luz; Amó 5:19 como el que huye de delante del león, y se encuentra con el oso; o como si entrare en casa y apoyare su mano en la pared, y le muerde una culebra. Amó 5:20 ¿No será el día de Jehová tinieblas, y no luz; oscuridad, que no tiene resplandor? Amó 5:21 Aborrecí, abominé vuestras solemnidades, y no me complaceré en vuestras asambleas.
Amó 5:22 Y si me ofreciereis vuestros holocaustos y vuestras ofrendas, no los recibiré, ni miraré a las ofrendas de paz de vuestros animales engordados. Amó 5:23 Quita de mí la multitud de tus cantares, pues no escucharé las salmodias de tus instrumentos. Amó 5:24 Pero corra el juicio como las aguas, y la justicia como impetuoso arroyo. La dignidad está relacionada a la forma de actuar del pueblo de Dios.
Todas estas injusticias, hacen que los hombres realmente quieran esconderse de su Dios, pues la falta de dignidad envilece, Gén 3:8 Y oyeron la voz de Jehová Dios que se paseaba en el huerto, al aire del día; y el hombre y su mujer se escondieron de la presencia de Jehová Dios entre los árboles del huerto. Adán y Eva perdieron la dignidad cuando no actuaron de acuerdo a lo que eran, Pues ellos constituían una condición que ya no correspondía a las exigencias de la dignidad con la cual habían sido creados.
Y es que estos seres angelicales no fueron creados para pecar, sino para servir, así como nosotros somos llamados al bendito y santo evangelio no para pecar, sino para dar dignidad al llamamiento, sabiendo que ya no somos de esta tierra, ni de este sistema sino que esperamos tierra nueva y cielo nuevo.

Categorías:DE EXORTACION Etiquetas: ,
A %d blogueros les gusta esto: