Inicio > DE MADUREZ > LA PERFECCION DE LA FE

LA PERFECCION DE LA FE

marzo 19, 2016

FRUTO ÁRBOLStg 2:22  ¿No ves que la fe actuó juntamente con sus obras, y que la fe se perfeccionó por las obras? Stg 2:23  Y se cumplió la Escritura que dice: Abraham creyó a Dios, y le fue contado por justicia, y fue llamado amigo de Dios.

Uno de los hombres más sobresalientes en el antiguo testamento es y ha sido Abraham el que fue llamado “el amigo de Dios” y de la vida de este hombre podemos aprender mucho con respecto a su caminata, pues no solamente es ejemplo de fe sino también de perfección en su llamamiento.

Muchas personas ven en esta porción un contraste con lo que dice el apóstol pablo en Rom 4:2  Porque si Abraham fue justificado por las obras, tiene de qué gloriarse, pero no para con Dios. Rom 4:3  Porque ¿qué dice la Escritura? Creyó Abraham a Dios, y le fue contado por justicia. Pero lo que realmente hay es un complemento de principios bíblicos, pablo establece la fe como la única forma de salvación y Santiago establece el resultado de esa obra divina hecha en nosotros.

La fe en sí misma es la semilla que produce resultados de fruto, Gén 1:11  Después dijo Dios: Produzca la tierra hierba verde, hierba que dé semilla; árbol de fruto que dé fruto según su género, que su semilla esté en él, sobre la tierra. Y fue así.  Lo que se dice es que debe haber un fruto como resultado de la buena semilla que manifieste que ese árbol realmente es quien dice ser, no podemos aseverar que un árbol es de determinado fruto solo por las hijas, sino que lo que da testimonio de la verdadera naturaleza de la semilla no son sus hojas, ni su tallo sino el testimonio de un árbol verdadero, es su fruto y viendo el fruto, sabremos de que naturaleza es el árbol, en definitiva ¡no podemos juzgar la verdadera naturaleza del árbol sino es atravez de su fruto! Mat 7:15  Guardaos de los falsos profetas, que vienen a vosotros con vestidos de ovejas, pero por dentro son lobos rapaces. Mat 7:16  Por sus frutos los conoceréis. ¿Acaso se recogen uvas de los espinos, o higos de los abrojos? Mat 7:17  Así, todo buen árbol da buenos frutos, pero el árbol malo da frutos malos. Mat 7:18  No puede el buen árbol dar malos frutos, ni el árbol malo dar frutos buenos. Mat 7:19  Todo árbol que no da buen fruto, es cortado y echado en el fuego. Mat 7:20  Así que, por sus frutos los conoceréis. Simplemente no podemos conocer la verdadera naturaleza de un creyente por su doctrina o por su apariencia, sino que sabremos realmente de la condición de su naturaleza atravez de las obras, las obras determinan no solo la naturaleza de un creyente sino que también hablan del nivel de crecimiento.

En el caso de Abraham el apóstol Santiago simplemente está diciendo que sus obras dieron testimonio no solo de su fe sino de cómo esa fe se perfeccionó en la vida de Abraham, de como esa semilla que fue sembrada en un momento determinado de su vida, se logro desarrollar a su máximo esplendor en la vida del creyente Abraham.

Aquí nadie está dando la gloria a los hombres por las obras de abaraham, pues reconocemos totalmente que la obra es de Dios, por eso se dice Flp 1:6  estando persuadido de esto, que el que comenzó en vosotros la buena obra, la perfeccionará hasta el día de Jesucristo; La gloria y la honra en la vida de Abraham es siempre para Dios, nadie está diciendo que somos salvos por obras, pero si para buenas obras, las cuales Dios mismo a preparado para nuestro reposo Efe 2:10  Porque somos hechura suya, creados en Cristo Jesús para buenas obras, las cuales Dios preparó de antemano para que anduviésemos en ellas.

  Nadie está diciendo que los frutos son el resultado del árbol, pues todos sabemos que el fruto es el resultado de la semilla que fue sembrada y que en su tiempo  da su fruto e igual sucede con las buenas obras que son el resultado de la semilla (fe) en nosotros Y eso manifiesta que la semilla se convirtió en un árbol desarrollado y perfecto que dará su fruto conforme a su naturaleza Efe 2:8  Porque por gracia sois salvos por medio de la fe; y esto no de vosotros, pues es don de Dios; Efe 2:9  no por obras, para que nadie se gloríe.

Tengo un árbol de mango en la iglesia, este árbol ya estaba sembrado en su lugar, yo nunca vi la semilla de la cual él nació,  vi las hojas y parecían hojas de árbol de mango, vi el tallo y parecía tallo de árbol de mangos, pero realmente lo que me dijo cual era su naturaleza fue cuando vi que tenia mangos entre su follaje, así es la fe, muchos se llenan su boca diciendo y hablando que son salvos, pero si realmente eres salvo, pues en un momento o en otro tendrás que dar fruto de acuerdo a lo que tienes dentro de ti.

El caminar de Abraham nos enseñara el procesos de este desarrollo, pues la vida de Abraham es un simbolismo imperfecto de la obra que Dios hace con la semilla (fe) y la buena tierra (hombre) hasta que el día se ha perfeccionado en la vida del creyente Abraham. Stg 2:22  ¿No ves que la fe actuó juntamente con sus obras, y que la fe se perfeccionó por las obras? Stg 2:23  Y se cumplió la Escritura que dice: Abraham creyó a Dios, y le fue contado por justicia, y fue llamado amigo de Dios. Consideremos este punto de la fe y las obras de una manera muy sencilla, la fe sin obras es como un cuerpo sin vida Stg 2:26  Porque como el cuerpo sin espíritu está muerto, así también la fe sin obras está muerta.

Pues es mucho más fácil para una persona mostrar la fe atravez del fruto sin decir palabras;  que intentar mostrar la fe atravez de las palabras de una doctrina sin fruto. Stg 2:18  Pero alguno dirá: Tú tienes fe, y yo tengo obras. Muéstrame tu fe sin tus obras, y yo te mostraré mi fe por mis obras.

El desarrollo de la vida de Abraham consta de cuatro etapas o pruebas principales, de hecho que hubo muchas pruebas en la vida de este hombre, pero son cuatro las principales que marcan el cambio de edad espiritual en forma ascendente hasta la perfección de su fe, en donde es llamado “amigo de Dios”.

  1. LA PRUEBA DE LA OBEDIENCIA. (Gn. 12;1-4)
  2. LA PRUEBA DE LOS MOTIVOS (Gn 13; 8-9)
  3. LA PRUEBA DE LA FE (GN. 15;12-6)
  4. LA PRUEBA DEL AMOR (GN. 22;1-3)Copy-of-300x250-recycle
Categorías:DE MADUREZ
A %d blogueros les gusta esto: