Inicio > DE MADUREZ > LA PRUEBA DE LA OBEDIENCIA 1ra. parte

LA PRUEBA DE LA OBEDIENCIA 1ra. parte

marzo 19, 2016

El-llamado-de-Abraham-1Gén 12:1  Pero Jehová había dicho a Abram: Vete de tu tierra y de tu parentela, y de la casa de tu padre, a la tierra que te mostraré. Gén 12:2  Y haré de ti una nación grande, y te bendeciré, y engrandeceré tu nombre, y serás bendición.

Este llamado o primera prueba de Abraham representa cosas muy importantes para nosotros como pueblo de Dios:

  1. Es el llamado a renunciar a los afectos personales o familiares que se oponen a la fe. Pro 1:10  Hijo mío, si los pecadores te quisieren engañar, No consientas. En este caso las personas que nos quieran incitar al mal pudiesen inclusive ser nuestra propia familia, pero el que ha sido llamado por Dios debe de estará consiente que Dios nos llama a ser un pueblo con aptitudes diferentes a este mundo. De hecho ya no va a poder compaginar en todo con mucho de los amigos y algunos familiares, realmente este es un llamado a tener principios firmes en cuanto a la conducta personal. Este llamado es una clara advertencia que nos pone de frente a un problema real en la vida del creyente, 1Co 15:33  No erréis; las malas conversaciones corrompen las buenas costumbres. 1Co 15:34  Velad debidamente, y no pequéis; porque algunos (actúan como que) no conocen a Dios; para vergüenza vuestra lo digo. La idea básica es renunciar en lo posible a todo aquello o aquellos que nos quieran alejara de Dios, Deu 13:6  Si te incitare tu hermano, hijo de tu madre, o tu hijo, tu hija, tu mujer o tu amigo íntimo, diciendo en secreto: Vamos y sirvamos a dioses ajenos, que ni tú ni tus padres conocisteis, Deu 13:7  de los dioses de los pueblos que están en vuestros alrededores, cerca de ti o lejos de ti, desde un extremo de la tierra hasta el otro extremo de ella; Deu 13:8  no consentirás con él, ni le prestarás oído; ni tu ojo le compadecerá, ni le tendrás misericordia, ni lo encubrirás, este principio no es extraño en las escrituras pues es una renuncia a la incitación de las personas a alejarnos de Dios en este sentido debemos de enfocar que no puede haber mayor afecto en esta tierra que el amor a Dios, este es el mismo principio con lo cual se debe de entender  Luc 14:26  Si alguno viene a mí, y no aborrece a su padre, y madre, y mujer, e hijos, y Hermanos, y hermanas, y aun también su propia vida, no puede ser mi discípulo. No es un aborrecimiento o rechazo sin causa sino habla de que si debemos de llegar al extremo, (pero por favor nótese de lo que estamos hablando, dije “al extremo”) de decidir entre Dios y nuestro parentesco familiar, pues en definitiva la biblia en este sentido es bastante clara.
  2. Es el llamado a renunciar a las Costumbres FAMILIARES. La idea de salir de su tierra y de sus parientes simbolizaba para Abraham el dejar de lado las costumbres idolátricas y malas que esta familia practicaba, de hecho atravez de Josué nos damos cuenta de cómo era la familia de Abraham Jos 24:2  Y dijo Josué a todo el pueblo: Así dice Jehová, Dios de Israel: Vuestros padres habitaron antiguamente al otro lado del río, esto es, Taré, padre de Abraham y de Nacor; y servían a dioses extraños. Y esto nos da alguna idea de que las costumbres de la familia de Abraham eran costumbres aborrecibles a Dios, y debemos también el considerar que es mucho más fácil, sacar a Abraham que cambiar la terquedad cimentada de la familia de Abraham, Dios le va a enseñara a Abraham nuevas cosas, lejos de la levadura de su familia, pues escrito está Gál 5:9  Un poco de levadura leuda toda la masa. De hecho que se debe de considerar que el llamado de la iglesia es el mismo, somos “llamados afuera”(ekklesia o iglesia). Las costumbres de la familia de Abraham eran terribles, inclusive se casaban entre hermanos, Gén 20:12  Y a la verdad también es mi hermana, hija de mi padre, mas no hija de mi madre, y la tomé por mujer. Como puede ser un cristiano llamado afuera del sistema mundano, si seguimos haciendo lo que siempre hemos hecho, después de ser llamados por Dios, alguno argumentan que porque somos luz del mundo debemos mezclarnos con la oscuridad para alumbrar, el enfoque se oye bien mas sin embargo nos damos cuenta que “alumbrar” para muchos cristianos es simplemente andar festejando lo que el mundo festeja, recibir premios del mundo y ser famosos en este mundo podrido y condenado ala desastre lo que Cristo hace es llamar a salir de este sistema a su iglesia y tener principios bien establecidos sabiendo de donde somos y hacia dónde vamos. Apo 18:4  Y oí otra voz del cielo, que decía: Salid de ella, pueblo mío, para que no seáis partícipes de sus pecados, ni recibáis parte de sus plagas; en definitiva no podremos avanzar si no estamos dispuesto a dejar aquellas costumbres y cosas de este mundo que este sistema y que nuestros familiares nos enseñaron.                                                                                                                                                   Esta renuncia es y siempre debe de ser una doctrina apostólica importante para la iglesia.Copy-of-300x250-recycle

 

 

Categorías:DE MADUREZ
A %d blogueros les gusta esto: